Cómo mantener a raya a las avispas

En las tardes y noches veraniegas, qué mejor forma de disfrutar de la buena temperatura que pasando un tiempo en nuestro jardín, claro, si tienes la suerte de tener uno. Pero ya sea un pequeño patio descubierto, un pequeño lugar de descanso en la azotea, o un pedazo de césped junto a la piscina, siempre es un gusto gozar del buen tiempo en un lugar así, para poder sentirte un poco parte de la naturaleza.

Pero, ¡ah!, puede surgir un problema, más o menos grave dependiendo de las circunstancias de cada persona. Y es que es precisamente en nuestros jardines o zonas al descubierto donde las avispas adoran construir sus nidos, y esto es algo muy molesto, ya que sus picaduras suelen ser muy dolorosas, y peligrosas si algún integrante de la familia es alérgico. Más allá de insecticidas eficaces o de destruir definitivamente sus colmenas de forma casera o con ayuda profesional, os traemos algunos trucos para mantenerlas alejadas de los humanos, evitando así encuentros desagradables:

  • Mezcla de aceites de clavo, geranio y limón: Puedes intentar aplicar estos aceites mezclando varias gotas de cada uno con agua y jabón en una botella con atomizador ,y cubriendo las áreas exteriores de la casa donde a las avispas les gusta construir nidos: bajo aleros, techos de porches y otras repisas y grietas.
  • Agua y jabón: Rocía sus nidos con una mezcla de aproximadamente dos cucharadas de detergente en una botella llena de agua. El jabón obstruye sus poros respiratorios (llamados espiráculos) y mueren casi instantáneamente.
  • Aceite de menta: El aceite de menta también puede ser eficaz para repeler avispas, usándolo de la misma manera que los dos remedios anteriores.
  • Trampa para avispas: Las trampas para avispas funcionan atrayendo a los insectos dentro de un contenedor con algo tentador, como agua azucarada, y luego evitando que se escapen. Puedes hacer una tú mismo en aproximadamente cinco minutos cortando la parte superior de una botella de dos litros e invirtiéndola , o haciendo un pequeño orificio en la parte superior de la botella.
  • Relleno de grietas: Si deseas evitar que las avispas invadan tu casa, las medidas preventivas son clave. Se recomienda sellar pequeñas grietas, como las que se encuentran alrededor de los bordes del revestimiento de las paredes y donde las líneas eléctricas entran a la casa, y reparar los agujeros en los marcos de las ventanas. El mejor momento para hacerlo es a finales del otoño, después de que la mayoría de las avispas obreras hayan muerto, o a principios de la primavera antes de que los nidos se activen.

Son sólo unas cuantas ideas, pero esperamos que alguna os sirva para mantener a raya a estos insectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *